La manipulación del lenguaje con fines políticos es un instrumento de dominación

20140626_100453 (1)
Cuando un grupo con poder político mueve a las masas con un lenguaje enardecido y grandilocuente, lo hace con propósito de control social y anulación de la crítica. Así se desprende del taller “El neolenguaje en Venezuela y su impacto en la comunicación, la democracia y el estado de derecho”, dictado en el Colegio Nacional de Periodista, seccional Caracas, por la Asociación Civil Un Estado de Derecho, este jueves 26 de junio en el marco de las actividades de la Semana del Periodista.En la actividad, presentada pro Tinedo Guía, presidente del CNP, se expuso la implicación de la manipulación del lenguaje con fines políticos, en el deterioro de las instituciones democracia y la eventual anulación del estado de derecho.

20140626_095730Los ponentes, el investigador Carlos Leañez y el jurista Luis Herrera Orellana,  advirtieron que la mayoría de los ciudadanos subestiman el peligro de la degradación del lenguaje cuyo impacto es transversal a todos los niveles de la vida en sociedad.

De acuerdo a los especialistas, no se trata solamente de un problema de falta de educación o procacidad al hablar, cada palabra inventada, cada eufemismo divulgado por el poder tiene un fin específico. Ese estilo soez del lenguaje en boca de funcionarios públicos no es al azar, en principio busca que la gente empobrezca su vocabulario con el fin ulterior de que también deteriore su pensamiento y capacidad crítica. “Al poder le interesa la pobreza del léxico”, expuso Leañez.

Los regímenes totalitarios acuden a la manipulación del lenguaje como medio de coacción y sustituto del uso de la fuerza física para dominar al pueblo, explicó Herrera Orellana. El abogado también mencionó algunas consecuencias de la “perversión del lenguaje”, entre las cuales mencionó la manipulación de la realidad; la incomunicación, conflicto y división social; la atrofia y la ulterior anulación de las capacidades cognitivas; la imposición de un pensamiento único; y la progresiva anulación de la institucionalidad democrática.
Ante estas circunstancias en las que se va degradando la lengua con objetivos políticos, los especialistas recomendaron no hacerse parte del problema y evitar repetir los eufemismos y frases o palabras inventadas que refuerzan el pensamiento único y la colectivización de voluntades, jamás responder en los mismo términos escatológicos y procaces que degeneran el habla y destruyen el diálogo. Además exhortaron a los participantes a ver el problema como algo más allá del mero lenguaje y a contribuir desde sus espacios a rescatar el nivel del  habla y el buen uso del idioma, con miras a la restitución de la institucionalidad democrática y preservar el Estado de Derecho.
Vía: Prensa CNP Caracas.
Be Sociable, Share!
TAGS: , , , ,

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment