Aprende los detalles que solo un verdadero fotógrafo de la National Geographic sabe

william-albert-allard-main-24123

El fotógrafo William Albert Allard nos entrega un video sobre el tras fondo de la verdadera vida de un fotógrafo en PROOF

En mi fotografía, el color y la composición son inseparables. Veo en color”. Así nos describe su trabajo el fotógrafo y escritor William Albert Allard, quien ha sido una fuerza importante para la National Geographic y para la fotografía convencional desde hace 50 años. Hijo de inmigrantes suecos, esperaba convertirse en escritor y pero finalmente se graduó en periodismo y fotografía.

Buscando trabajo como fotoperiodista, se encontró con Robert Gilka, el director de fotografía de National Geographic que le ofreció un internado. Mientras estaba como interno realizó un trabajo sobre los Amish titulado Amish Folk: Plainest of Pennsylvania’s Plain People que marcó un hito en la evolución fotográfica de National Geographic y le consiguió trabajo fijo a Allard.

Con más de 40 historias fotográficas realizadas para la importante revista, Allard ha compartido en un pequeño video lo que aprendió desde que comenzó su carrera como practicante en 1964.

El video es parte de una serie de entrevistas cortas que se están produciendo para el blog de la National Geographic, llamado ‘PROOF’, en el cual los fotógrafos hablan sobre su oficio, explican por qué la fotografía es tan importante para ellos, y frecuentemente comparten increíbles enseñanzas.

La vida de un fotógrafo no es normal, todos piensan que es el trabajo soñado y por una parte lo es, pero también hay cosas debajo con las que tienes que lidiar”, dice el fotógrafo.

Te tiene que importar. No puedes hacer un buen trabajo si eres indiferente. Nadie dice que lo ames, puedes odiarlo, pero tiene que haber una fuerza que lleve tu trabajo al nivel al que quieres. Esa pasión tiene que venir de ahí. Esa es una necesidad. Sino, solo es un trabajo”, afirma enfáticamente.

Allard también habla sobre su necesidad de vivir en el centro de su historia, y  agradece a la casualidad por tener la fórmula de diferenciar una buena foto de una simple imagen, diferencia que puede tratarse de “una cuestión de centímetros”.

Fuente: Clases de Periodismo.

Vía Prensa CNP Caracas.

Be Sociable, Share!
TAGS: , , ,

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment