20 cosas que debe hacer un periodista policial

Por Karla Velezmoro (*)

Si el periodismo es apasionante, el periodismo policial lo es aún más. Un periodista policial aplica técnicas de investigación periodística y tiene la oportunidad –aunque no como quisiera– de plasmar sus historias en crónicas. A continuación, algunos consejos sobre el ejercicio de una de las especialidades del periodismo más requerida por los medios de comunicación.

1.- El periodista policial es riguroso. La información que recoge debe ser precisa para poder contar con exactitud el hecho policial, sea una estafa, un robo o un crimen.

2.- No olvida los detalles. En el periodismo policial son importantísimos los detalles porque el público quiere conocer al milímetro, por ejemplo, cómo ocurrió un robo o un crimen.

3.- Al momento de recoger los testimonios, los graba. No confía en sus anotaciones ni en su memoria.

4.- Lleva siempre una tarjeta de presentación. Dejar su nombre y teléfonos anotados en un papel no es recomendable, pues la gente tiende a botar los papeles, pero las tarjetas no.

5.- Pide números telefónicos. Por ejemplo, en la escena de un crimen anota los teléfonos de deudos, familiares del supuesto victimario, testigos. Más adelante, le servirán para ubicarlos y saber cómo van las investigaciones.

6.- A propósito de números telefónicos, todo periodista policial debe contar con una agenda telefónica que con el transcurso del tiempo se volverá en dos o tres.

7.- Busca y consigue fotografías y videos de los protagonistas de una historia policial. Los familiares y amigos pueden contar con ese material. Las redes sociales ayudan también en esa búsqueda, pero se debe ser cuidadoso y verificar si se trata de la persona sobre la que se está escribiendo.

8.- Cuenta con un archivo personal de los casos más sonados. Guarda las fotos, videos, atestados, manifestaciones, resultados de pericias, etc. Le pueden servir para hacer notas de recordación del caso cuando se anuncie que pasan a etapa judicial.

9. – Hace fuentes. Ello implica que el periodista policial visite las diferentes sedes de la Policía, toque la puerta de quienes manejan la información y pida una cita. Si no quieren, espera en la puerta. De tanto verlo, aceptarán conversar con él.

10.- Cultiva fuentes. Se gana la confianza. Llegará el momento en que estas fuentes lo llamarán para darle información.

11.-. Ni tan distantes ni tan cercanos. Intenta ser lo más objetivo posible con un caso. No se parcializa, ni se identifica con ninguna de las partes.

12.- Si va a entrevistar a un delincuente, no hace concesiones. Es claro con él. Sabe muy bien que los delincuentes son personas carentes de valores.

13.- Trata con respeto a las víctimas y deudos.

14.- En una historia policial, hay siempre dos partes y el periodista policial plasma esas dos posiciones en sus notas. Es el público el que debe sacar sus propias conclusiones.

15.- Conoce las etapas de una investigación policial. Ello le permite realizar con mayor facilidad el seguimiento de los casos, pues sabrá en qué momento, por ejemplo, se realiza una inspección ocular. Está al tanto de la terminología policial.

16.- El periodista policial posee un background de los casos más importantes, lo cual le permite en su búsqueda de información conseguir nuevos datos o asociar casos. Una gran historia depende muchas veces de su capacidad de recordación.

17.- En el caso de los secuestros, un periodista policial se maneja con cautela. El afán por conseguir primicias no debe llevarlo a poner en riesgo las investigaciones policiales. Y es que en estos casos una vida está en juego.

18- El periodista policial es consciente de que no es policía ni detective. Su trabajo tiene un límite. Puede aportar sí, mas no resolver los casos.

19.- Redacta para atrapar al lector y para eso cuenta una historia.

20.- Un periodista policial tiene que hacer trabajo de campo, no puede ser un periodista de escritorio. Las fuentes exigen un contacto cara a cara, pues la mayoría prefiere no dar información por teléfono.

Si bien la fuente principal de información de los periodistas policiales es la Policía, los servicios de Serenazgo, Bomberos y La Morgue son también instituciones a las que acuden con frecuencia. Esta es solo una mirada de lo que hacen a diario los ‘policíacos’. Esos periodistas infaltables en una escena del crimen, que recorren los pasillos de la DIRINCRI y las DIVINCRI (dependencias policiales en Perú), que esperan horas y horas por un video de un interrogatorio, por un atestado o una manifestación.

(*) Karla Velezmoro es reportera de América Televisión de Perú. Se ha especializado en temas policiales y judiciales y es licenciada en Comunicación Social de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Vía: Prensa CNP Caracas

Fuente: clasesdeperiodismo.com

Be Sociable, Share!

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment