Continúan agresiones contra periodistas mexicanos

La noticia de las agresiones en contra de los reporteros, Marco António López y Carlos Rodríguez,  se produjo pocos días después de que el cuerpo de un periodista que estaba desaparecido desde marzo fuera encontrado en una fosa clandestina.

Además, coincidió con la publicación de un reporte de PEN Canadá y el Programa Internacional de Derechos Humanos (IHRP por su sigla en inglés) de la Universidad de Toronto que acusó al gobierno mexicano de ser “cómplice” de los delitos contra los trabajadores de la prensa en un país donde cerca de 70 periodistas han sido asesinados desde el 2000.

López Ortiz fue secuestrado por hombres armados el martes 7 de junio cuando salía de un bar en el balneario de Acapulco, según El Economista. Tras ser durante décadas un tranquilo lugar turístico, Acapulco se convirtió en los últimos años en campo de batalla de bandas rivales del narcotráfico, lo que desató una ola de violencia en el lugar.

El propio diario Novedades fue el primero en dar la alerta sobre el rapto a través de su cuenta de Twitter, con un mensaje en el que ironizó que “sigue la libertad de expresión”.

El periódico dijo que el comunicador no se había presentado a trabajar al día siguiente y que sus compañeros salieron a buscarle. Frente al bar donde López fue secuestrado, sus colegas encontraron su auto, abandonado y cerrado. El jueves 9 de junio el representante legal de Novedades presentó una denuncia por la desaparición del periodista ante el Ministerio Público, relató Milenio.

Mientras, medios digitales en Veracruz se hacían eco de una golpiza infligida a Rodríguez en una prisión local tras ser detenido el martes 10 de mayo a causa de una denuncia por violencia contra una mujer, informó La Policiaca. Horas más tarde, el periodista fue puesto en libertad tras pagar una fianza, relató alcalorpolitico.

Sin embargo, unos días después, algunos medios reportaron que Rodríguez estaba “grave” e internado en un hospital a causa de las agresiones que sufrió en el penal, reportó Crónica Digital. De acuerdo con Plumas Libres, el comunicador estaba “luchando por su vida”.

México es el país más peligroso para el ejercicio de periodismo en América a raíz de la violencia del narcotráfico, que ha dejado cerca de 35,000 muertos desde 2006. Sin embargo, los narcotraficantes no son los únicos agresores de periodistas y las denuncias por violencia de parte de cuerpos de seguridad o fuerzas del orden se multiplican, según un reporte de CEPET en marzo.

 

Fuente: http://knightcenter.utexas.edu/es/blog/un-periodista-secuestrado-y-otro-grave-tras-golpiza-en-medio-de-ola-de-violencia-en-mexico

Vía: Prensa CNP Caracas

Be Sociable, Share!
TAGS: , ,

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment