Libertad de Expresión

Por: Carlos Ponce J.

“Un Estado puede ser agitado y conmovido por lo que la prensa diga, pero ese mismo Estado puede morir por lo que la prensa calle, para el primer mal hay un remedio en las leyes, pero el segundo ninguno. Escoged, pues, entre la Libertad y la Muerte”. Luis A de Bonald.
¿Es libre la libertad de expresión? ¿Es la prensa la única que la merece y ejerce?
¿Qué tan objetivos e independientes son los medios?
Estos son algunos de los cuestionamientos que deberían servir como punto de partida en el debate sobre la Libertad de expresión en escuelas, colegios y universidades y en especial quienes hacemos periodismo estudiantil.
Los estudiantes estamos en la obligación ética de exigir de los medios de comunicación un periodismo serio, respetuoso y honesto que defienda la democracia y promueve el pensamiento versátil de nosotros, oriente y de esperanza a miles de jóvenes que pensamos diferente y promueva la deliberación en el país.
Debemos por ello combatir las prácticas oprobiosas de la prensa corrupta, pero, no debemos tolerar y mucho menos auspiciar que desde un organismo estatal se busquen pretextos ridículos para perseguir a quienes no coincidimos con el pensamiento oficial, pensar y hablar con Libertad de Expresión es la verdadera democracia.
¡Qué caray! ¿Tanto será que no puedo pensar diferente y escribir lo que pienso?
¿Tanto será que no puedo salir ni a tomar el sol, peor a comentar como se vive dentro de un hoyo? ¿Será que no me toleran cuando emito fuerte mi voz al momento que estoy junto a los demás? Me querrán condenar que no salga a la luz con derecho a respirar fuera del hoyo y emitir mi voz a saltar con libertad en los medios de comunicación, ni a que escuche mi lenguaje, que es la expresión que tengo para hacerme entender con libertad.
Me uno a la luz a la vida al todo. Soy tan libre porque vivo en el mundo, ¿O a caso pretende hacerme creer que únicamente debo estar conforme con lo que otros expresan? ¨¡NO! Yo tengo vida, soy ser humano, un maestro de presentes y juventudes que no quiero truncar nuestros sueños, metas y anhelos y también deseo libertad para expresar, todo lo que es, y comentar lo que se escucha y observo alrededor de quienes están con el Poder Ejecutivo.
Por lo tanto no puedo, no puede nada ni nadie impedirme mi expresión; y también nada ni nadie, ni nada puede obligarme a que toda mi vida este dentro de un hoyo.
Ahora más que nunca alzaré mi puño, miraré al infinito y gritaré con todo mi corazón y mis fuerzas: ¡Libertad!

Fuente: http://www.diariolosandes.com.ec/content/view/26317/2/

Be Sociable, Share!

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment