Periodistas cierran calle de Beijing como protesta

En dos semanas, la calle Wangfujing ha pasado de ser uno de los lugares más turísticos y comerciales de Pekín a convertirse en una zona prácticamente blindada a la prensa extranjera y con restricciones similares a las del Tíbet, tras ser elegida por los convocantes de las “protestas jazmín”.

La policía china, a través de convocatorias individuales en las instalaciones de la Oficina de Seguridad Pública a periodistas que acudieron el 27 de febrero a Wangfujing para ver la eventual respuesta a la convocatoria de protestas, ha advertido a los profesionales de los medios extranjeros que no acudan a ella los próximos domingos, pues se arriesgan a perder la acreditación.

A los reporteros y medios españoles que acudieron a la cita del pasado domingo, se les anunció que no solamente no deben entrevistar a los paseantes o filmar en la zona, sino que además se les prohíbe prácticamente la entrada a la calle.

Este trato a la prensa extranjera, ante el que han protestado las embajadas de la Unión Europea (UE) y EEUU en Pekín, marca un punto de máxima tensión en la relación entre periodistas y Gobierno chino, y que comenzó el 20 de febrero con la convocatoria de las llamadas “protestas jazmín” en Wangfujing y otros lugares céntricos de 13 ciudades chinas.

Las convocatorias, a través de webs de internet bloqueadas en China (Boxun, Facebook, Twitter…) piden a quienes se unan a la protesta que exijan el fin de la corrupción y de la desigualdad, independencia de la justicia y libertad de prensa, entre otras, pero con pocas llamadas a cambios en el sistema de gobierno comunista.

Fuente: http://internacional.eluniversal.com/

Vía: CNP Caracas

Be Sociable, Share!

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment