SNTP envía carta de rechazo a universidad argentina que entregó premio a Chávez

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), “observa con estupefacción” la entrega del premio de periodismo Rodolfo Walsh de la Universidad Nacional de La Plata, al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, expresó la organización en una carta dirigida a la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la universidad.

El SNTP recordó que ha denunciado recientemente ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, cómo durante el Gobierno del presidente Chávez se han llevado a cabo “múltiples acciones orientadas a generar censura y autocensura en periodistas y medios de comunicación independientes y a establecer en Venezuela lo que el actual ministro de Información, Andrés Izarra, bautizó como la hegemonía comunicacional”.

El comunicado menciona que en Venezuela el acceso a las fuentes informativas gubernamentales para los medios privados es “bastante limitado” y se prohíbe a ciertos medios privados, de orientación editorial opositora, el acceso a las ruedas de prensa de los funcionarios públicos.

Por otra parte, menciona que el acceso a la información que manejan los entes del Estado “es severamente restringida: Boletines epidemiológicos, cifras de asesinatos y hasta el sueldo de los funcionarios públicos, forman parte del secreto que trata de guardar el alto Gobierno”.

Explica que desde 2005 a 2010 la organización no gubernamental Espacio Público ha registrado 186 casos de agresiones contra comunicadores sociales en el ejercicio de sus funciones.

El SNTP recordó que en agosto de 2009 un grupo de comunicadores sociales repartían en el centro de Caracas material informativo y panfletos, que cuestionaban el contenido de algunos artículos de la Ley Orgánica de Educación. Por esta acción 12 periodistas fueron salvajemente golpeados y pateados por parte de grupos oficialistas. “A pesar de que los responsables de la acción fueron captados por cámaras fotográficas y completamente identificados, ninguno recibió sanción por ese hecho”, añade.

La carta también recuerda el caso de Andreina Flores, corresponsal de RCN Colombia y Radio Francia, a quien el presidente de la República, Hugo Chávez, llamó ignorante, mentirosa y expuso al escarnio público en cadena nacional de radio y televisión, por hacer una pregunta que le incomodó al mandatario.

También mencionan los casos del cierre de RCTV en 2007 y de las 32 emisoras de radio que el Gobierno saco del aire, para luego informar “que 240 correrían igual suerte, estas medidas, sin embargo, no se han materializado, pero han generado autocensura por temor a represalias”.

Asegura que los medios de comunicación independientes están siendo sometidos a un asedio económico importante, usando para ello al organismo tributario (Seniat). “Además, persisten las severas restricciones a la importación del papel para la elaboración de periódicos, debido al control cambiario impuesto. Por otra parte, la pauta publicitaria oficial solo es asignada para los medios complacientes con el Gobierno, mientras los procesos de expropiaciones a empresas privadas originan la pérdida de importantes anunciantes”, agrega.

Explica que se ha incrementado el intento del Gobierno de castigar con prisión a quienes puedan decir señalamientos en su contra. Así le ocurrió al presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga y al dirigente político Oswaldo Álvarez Paz.

“El SNTP considera que tal balance no puede sumar méritos para obtener un premio en un claustro universitario, que debería impulsar desde sus aulas una defensa férrea de las libertades de información y expresión. Más bien, los trabajadores de la prensa en Venezuela esperaríamos la solidaridad continental, fundamentalmente de los países de donde salieron gran cantidad de ciudadanos perseguidos por dictaduras y que encontraron en el suelo venezolano un refugio y una nueva patria”, finaliza el comunicado.

Be Sociable, Share!

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment