Altos costos de las Aerolíneas Venezolanas

aeroTítulo del trabajo: Altos costos de las Aerolíneas Venezolanas.

Autor: Karelis García

Fecha de publicación: 20/04/2009

Medio: Semanario Informe

Sinopsis:

El difícil de cupos aéreos en el país alcanza el 40% de la demanda diaria. Esto dibuja el escenario ideal para que exista un elevado grado de especulación en el mercadeo. Las aerolíneas ponen los precios más altos posibles sabiendo que por necesidad los usuarios los pagarán ante la insuficiencia de boletos.

Las tarifas nacionales son iguales o más costosas que las extranjeras, pese a que los sueldos pagados al personal Venezolano es mínimo en comparación al que devengan los trabajadores de la aviación e otros países, esto sucede pese a que los estándares de seguridad aéreos del país no son los mejores debido a la antigüedad de los aviones Venezolanos, desechados en países con lineamientos de seguridad más rigurosos. Este problema requiere mayor atención y políticas por parte del Estado.

Para los venezolanos volar es un lujo (I)

El alto costo de los pasajes aéreos en el país tiene ahogado el presupuesto de los venezolanos, mucho más el de los empresarios. Estamos ante un socialismo hipócrita que guarda silencio ante los abusos cotidianos de las empresas aéreas para con el “Soberano”. El doble discurso de este Gobierno y su escuálida visión acerca de las políticas que traerán desarrollo a la nación no parece incluir la revisión de las tarifas aeroportuarias que cada día consumen aun más el bolsillo del venezolano, retrasan las labores productivas del país y espantan a los turistas

“Para el pobre en Venezuela es imposible viajar por aire, nunca hay cupo y sí hay es muy costoso. En caso de comprarlo el mismo día cuesta tres veces más del precio normal, que ya es caro. Un boleto de Maracaibo a Caracas cuesta 600 y 700 bolívares comprándolo con anticipación”, fueron las palabras entre suspiros de Agustín Espina, un microempresario de 53 años, cuando se alistaba para embarcar su avión hacia la ciudad de Valencia.

Una oficial de la Armada que no quiso ser identificada por temor a represalias, denunció algunos de los abusos que suelen cometer las líneas aéreas pese al alto costo que exigen por sus servicios. La dama tenía un boleto de salida para Caracas a las 6.00 de la tarde. Cuando preguntó por qué el vuelo tenía 30 minutos de retraso, un representante de una de las principales aerolíneas nacionales le dijo que no sabía en qué vuelo debía irse a la capital, que estaba en la lista de espera para salir cerca de las 8.00 de la noche. Cada vez más alterada, la usuaria reclamó su derecho de llegar puntual a su destino para cumplir con múltiples compromisos y los amenazó con denunciarlos ante el INAC. Los trabajadores de la línea se echaron a reír delante de ella y la invitaron en tono sarcástico a realizar la denuncia. Así será.

Esto no es todo. El público también se queja de la especulación de precios durante los asuetos vacacionales y en las rutas más demandadas, donde las aerolíneas aumentan los precios como si la gente pesara más en esos días. Encontrar cupo se convierte en una odisea en cada temporada vacacional. Cada usuario corre como loco para encontrar un boleto para la fecha y la hora que lo necesita.

Las líneas se aprovechan mientras el Estado se cruza de brazos en lugar de fomentar la apertura de más empresas aéreas que cubran rutas sociales, por ejemplo: Caracas-San Fernando; Caracas-Barinas; Caracas-Acarigua. No es posible que estas capitales de Estado no cuenten con vuelos que permitan a sus pobladores viajar directo a sus destinos, ahorrándoles tiempo y dinero. Eso sí sería desarrollo para el país.

Es molesto que aerolíneas como Santa Bárbara, promovida por empresarios privados zulianos y bajo el apoyo de Corpozulia, ya no llegue a la región de Santa Bárbara, en el municipio Colón del Estado Zulia, pese a que su nombre lo debe a esa tierra. Lo más lamentable es que si llega a países latinoamericanos y España.

Y el pueblo se pregunta… ¿Dónde está el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) y para quién trabaja a la hora de controlar las tarifas de los pasajes aéreos? ¿Será que en esta revolución prevalecen los intereses particulares sobre los colectivos?

Precios por las nubes

¿Sabía usted que en países como Estados Unidos y en muchos de Europa el costo de los vuelos nacionales es hasta tres veces menor que en Venezuela? Un vuelo de Maracaibo hacía Caracas dura 45 minutos y cuesta entre 300 y 700 bolívares fuertes, dependiendo la aerolínea y la anticipación con la que compre los pasajes. En España, para viajar de Valencia a Madrid, con un tiempo de vuelo un poco mayor, de 55 minutos, cuesta un poco más de 25 euros, lo que al cambio serían unos 110 bolívares fuertes.

Diana Carrillo, agente de viajes, aseguró que los venezolanos prefieren viajar a Aruba y Curazao, que al interior del país por los altos precios. Un viaje ida y vuelta a Margarita sale a un “módico” precio de 700 bolívares fuertes, si los compra cuatro meses antes, de lo contrario, podría alcanzar los dos mil. Así que, sumando los gastos de estadía, transporte y alimentación, viajar en Venezuela es tremendo lujo que sólo se pueden dar los ricos.

Un boleto ida y vuelta de una línea extranjera para volar a Europa, que representan cerca de las 20 horas de vuelo, vale menos que un vuelo a Panamá o Miami vendido por las aerolíneas venezolanas, aun y cuando sólo implica un vuelo entre tres y cinco horas de viaje. Si, la cosa indigna, más cuando se está bajo un régimen que pregona la igualdad y el bien común.

Según la explicación de Freddy Macías, director del Aeropuerto Internacional La Chinita, los pasajes en Venezuela son certificados por el Gobierno a través del INAC, posterior a la presentación de un estudio socioeconómico por parte de cada aerolínea. Y es ahí cuando la gente se pregunta, ¿qué clase de estudio es el que presentan cuando los precios de vuelos nacionales superan a los de viajes al exterior? Apuntó que desde hace un año no se registraron aumentos importantes en este sector y que la variación de los costos nacionales con respecto a los internacionales es muy baja.

“Lo más importante es que cada día hayan más aerolíneas para que a través de la competencia mejoren la oferta y el servicio al público. Las aerolíneas compiten en servicios pero las normas aeronáuticas son las mismas para todas las líneas, sin ningún tipo de preferencia”.
Macias destacó que uno de los organismos más técnicos y eficientes del país es el INAC, en el que no cree haya intereses particulares. “A todos nos conviene que haya muchos pasajeros para generar mayores ingresos. Los precios tampoco escapan a la inflación que sufre la economía nacional”.

Déficit y especulación

Juan Zerpa, administrador de la agencia de viajes Europa, precisó que el déficit de cupos aéreos en el país alcanza alrededor de 40 por ciento de la demanda diaria. Esto dibuja el escenario ideal para que exista tanta especulación en el mercado. Los precios se venden a manera de “subasta” en la cual la aerolínea pone el precio más alto posible sabiendo que por necesidad los usuarios lo comprarán ante la insuficiencia de pasajes.

“Ante la necesidad, la gente lo que piensa es en conseguir el boleto y después se lamenta por el precio, no hay nada qué hacer.

Si es para viajar en temporada la compra de los boletos debe hacerse entre cuatro y dos meses antes para encontrarlos y pagar menos. En época normal los pasajes deben comprarse 24 antes como mínimo. Durante una emergencia no cuente con el cupo para viajar de inmediato al interior del país, eso no es posible”.

Diana Carrillo aseguró que el INAC sólo se limita a sancionar a las aerolíneas ante el incumplimiento de los horarios y cuestiones técnicas. No hay representantes del organismo dispuesto a escuchar y atender las quejas del público. Según explicó, hace un año se estableció un tabulador de precios que no es respetado por las empresas de aviación.

Carlos Ferrer, gerente de operaciones del Aeropuerto La Chinita, explicó que por lo general, cuando la mayoría de las aerolíneas no oferta vuelos a un destino, siempre hay una o dos que lo hacen para cobrar alto precio por los pasajes. Agregó que las sanciones del INAC son aplicadas a las aerolíneas cuando cerca de 20 por ciento de los vuelos mensuales presentan retrasos, no por especulación.

Golpes al viento

Entre las alternativas planteadas por las aerolíneas para solventar el déficit está la oferta de los vuelos “especiales” o “charter”, que son vuelos no regulares, habilitados para transportar a los viajeros que quedaron sin cupo. Zerpa señaló que durante el asueto de Semana Santa esta modalidad fue prohibida por el INAC, pese a que brindaba alternativas más económicas a los usuarios. Aún no lo entienden.

Macías agregó que una modalidad en estudio para abaratar el costo de los pasajes es mediante la oferta de vuelos sin servicios adicionales, pero por el momento la diferencia de valor es muy pequeña para que sea factible.

Esta situación lleva a pensar que como la única manera de “regular” del Gobierno es bajo las figuras de “intervención”, “confiscación” y “centralización”, se le ha hecho difícil aplicar estos conceptos en un rubro tan delicado como la aeronáutica.

También podríamos pensar que hay intereses muy vinculados al Gobierno y un monopolio “capitalista” en el manejo de las aerolíneas. Pero, ¿será que ninguno de los ministros de esta revolución le pueden explicar a Chávez que para gobernar no hay necesidad de atropellar los derechos de la empresa privada y que se pueden plantear lineamientos donde todos los sectores sean favorecidos? SOS.

Es hora de ponerle freno al abuso de las aerolíneas venezolanas. Necesitamos con urgencia una política aeronáutica moderna, sin trabas ni criterios absurdos para impulsar el turismo, las comunicaciones, la inversión y el crecimiento general del país. Señores del Gobierno, para algunos viajar es un paseo, como para muchos de sus altos funcionarios, para otros una gran necesidad. Gobiernen en beneficio de todos los venezolanos.

Alto Costo

Costo de los pasajes aéreos nacionales (sólo ida y sin recargo por tasa) comparados con el costo de pasajes nacionales en otros países:

Vuelos/ Duración/ Precios a partir de…
Maracaibo-Caracas 45 minutos 330 Bs. F.
Valencia- España 55 minutos 110 Bs. F.
Miami- Orlando 1 hora 337 Bs. F.

Maracaibo-Porlamar 2 horas y media 560 Bs. F.
New York- Chicago 4 horas 40 minutos 545 Bs. F

Maracaibo-Valencia 1 hora 40 minutos 570 Bs. F.
New York- Philadelphia 1 hora 320 Bs. F.

Caracas- Porlamar 45 minutos 280 Bs. F.
Los angeles- Miami 8 horas 300 Bs.F.

Maracaibo-Miami 3 horas y media 1700 Bs. F.
Miami-Boston 5 horas y media 486 Bs.F.

Caritas

Johan Buendía (26), médico. “Viajo entre tres y cuatro veces por año. En esta ocasión gaste 700 bolívares en el viaje de ida y vuelta a Caracas. Hay que regular los precios, así nunca tendremos turismo y el más afectado es el aparato productivo del país”.

Geraldine Jiménez (28), ingeniera. “Sólo el pasaje de ida a Barcelona me costó 700 bolívares, está muy caro. A esto hay que meterle la mano porque además que cobran muy caro el servicio no es el mejor”.

Trevor Cornilliac (59), médico. “Los precios están altos producto de la inflación, las aerolíneas hacen lo que pueden para competir y dar la mejor oferta. Aunque no está de más una evaluación, sin atropellos”.

Geraldine Velásquez (27), médico. “Siempre que compro el pasaje está más caro. Los precios son casi los mismos por la competencia entre las líneas. Dentro de poco ya no se podrá viajar”.

Antonio Bordones (53), veterinario. “Viajo tres veces al mes y debo comprar lo que consiga porque no hay cupos. Las aerolíneas deben ampliar sus flotas”.

Ernesto Barreto (59), técnico mecánico. “Viajo a Carabobo cada dos semanas. Pago 550 en pasaje de ida y vuelta, sin incluir el costo de la tasa, que también es alto. Tiene que haber más competencia”.

Parte II

Parte III

Be Sociable, Share!

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment