La convergencia mediática: definición y perspectivas

covergencia

En estos tiempos de cambio y crisis económica cada vez se oye más que los medios de comunicación van hacia la “convergencia”, pero qué significa este término y cuáles implicaciones tiene dentro del mundo de la comunicación social. Joseph Martínez, relacionista público boricua, hace una revisión sobre el tema.

La convergencia mediática se puede definir desde diferentes perspectivas:

1.Como una integración de tecnologías y redes: La Enciclopedia Británica la define como un fenómeno que involucra la integración de las compañías de tecnología de información y de las redes de telecomunicación con los proveedores de contenido como periódicos, revistas, música, radio, televisión, películas y software de entretenimiento. Señala, además, que la convergencia une “las tres C”: la computación, la comunicación y el contenido.

La convergencia tecnológica se puede claramente en dispositivos multiuso, siendo el iPhone uno de los ejemplos más recientes, que combinan el teléfono con una cámara digital, reproductora de archivos mp3, grabadora de vídeo y audio, y la capacidad de manejar mensajes de texto y acceder a la Internet.

Se puede ver también en servicios multiusos, como los que ofrecen las compañías telefónicas que combinan la telefonía con Internet de alta velocidad, o las compañías de cable que también ofrecen telefonía e Internet.

2.Como una estrategia económica: La Enciclopedia Canadiense define la convergencia mediática como “una estrategia económica mediante la cual las compañías buscan obtener un beneficio financiero uniendo varias propiedades de medios para que trabajen juntas.”

Ejemplo de ello es la formación de grandes conglomerados de comunicaciones, particularmente a partir de 1989, cuando la fusión de Time Inc. y Warner Brothers creó la compañía de medios y entretenimiento más grande del mundo, al unir sus editoras de revistas, compañías disqueras y de producción y distribución de cine. En el 2001, la Time Warner fue adquirida por AOL, para expandir sus sinergias al mundo de las computadoras y la Internet.

Viacom, por ejemplo opera redes de televisión (CBS, VH1, MTV, Nickelodeon, Showtime), casas editoras (Simon & Schuster, Scribner), redes de radio, estudios de cine (Paramount), salas de cine, sitios de Internet y parques temáticos, mientras que Sony opera compañías de producción y distribución de cine (Sony Pictures, Columbia Pictures, Tristar Pictures), de televisión (HBO, E! Entertainment), de música (Columbia, Epic), de computadoras (Sony) y de juegos (PlayStation).

Otros ejemplos de estos conglomerados mediáticos que operan a nivel global son Disney, News Corporation de Rupert Murdoch, la alemana Bertelsmann, y la francesa Vivendi.

3.Como una nueva forma de manejar contenidos y de ver las audiencias: Henry Jenkins, autor de Convergence Culture: Where Old and New Media Collide y director del programa de estudios de medios comparados del Massachusetts Institute of Technology, va un paso más allá y define la convergencia mediática como “el flujo de contenido a través de múltiples plataformas mediáticas, la cooperación entre múltiples industrias mediáticas y el comportamiento migratorio de las audiencias mediáticas, dispuestas a ir casi a cualquier parte en busca del tipo deseado de experiencias de entretenimiento.”

 4.Como una nueva forma de interacción social: La convergencia, según Wikipedia, “es cómo los consumidores individuales interactúan con otros en un nivel social y utilizan varias plataformas para crear nuevas experiencias, nuevas formas de contenido que nos conectan socialmente, y no solamente con otros consumidores, sino con los productores de las empresas mediáticas, en formas que no han estado tan accesibles en el pasado.”

En el próximo artículo les hablaré sobre los diferentes tipos de impactos que ha generado la convergencia mediática, que deben ser de particular interés para todos los que trabajamos en el campo de las relaciones públicas.

¿Qué consecuencias ha tenido, hasta ahora, la convergencia mediática?

En primer lugar, señala Jenkins, se ha creado una paradoja. Por un lado, se ha desarrollado “una alarmante concentración de la propiedad de los medios comerciales dominantes, con un puñado de conglomerados mediáticos multinacionales que dominan todos los sectores de la industria del entretenimiento”. Por el otro, ha ampliado la facilidad y libertad con que se puede dar en nuestros días la participación ciudadana a través de las redes digitales de comunicación.

Jenkins también apunta que la convergencia ha creado un cambio cultural, ya que “anima a los consumidores a buscar nueva información y a establecer conexiones entre contenidos mediáticos dispersos”. El viejo consumidor de medios, explica Jenkins, es pasivo, predecible, aislado y silente; mientras que el nuevo es activo, migratorio, está conectado socialmente, es ruidoso y público.

Otro efecto de la convergencia mediática ha sido la proliferación y auge de los medios sociales, incluyendo las redes sociales (Facebook, MySpace, LinkedIn), los blogs, los wikis (Wikipedia), los podcasts, los foros, las comunidades de contenido (YouTube, Flicker, del.icio.us) y los microblogs (Twitter).

Según el informe “State of the Blogosphere 2008” de Technorati, MySpace tiene 75.1 millones de usuarios en Estados Unidos, mientras que Facebook tiene 41 millones de usuarios. A nivel global, cada uno tiene poco más de 110 millones de usuarios. En cuanto a los blogs, hay 22.6 millones de blogueros en Estados Unidos (12% de los usuarios de Internet) y 94.1 millones de lectores de blogs (50% de los usuarios de Internet).

La convergencia también ha sido parcialmente responsable del declive de los periódicos en papel, a medida que los lectores han migrado hacia la Internet y los diarios han sufrido drásticas reducciones en sus ingresos publicitarios. Tan reciente como el pasado martes, 16 de marzo, el diario Seattle Post-Intelligencer sacó su última edición en papel, para convertirse en un medio de Internet exclusivamente. El diario tenía 146 años. El mes pasado cerró el Rocky Moutain News, de Denver, con casi 150 años de historia, y se espera que otras importantes ciudades norteamericanas se queden sin uno de sus principales diarios en los próximos meses.

Josehp Martínez

Relaciones Públicas en Puerto Rico

Be Sociable, Share!
TAGS: ,

0 Comments



You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment